Archivos de la categoría ojos de mujer

Sección dedicada a la pintura, fotografía y artes plásticas en general, hecha por mujeres de todos los tiempos.

OJOS DE MUJER, MAYO 2020: PILAR MONTANER Y SUS OJOS MODERNISTAS

Pilar Montaner dando los últimos retoques al cuadro “el Dolor Humano”, 1921.
La catedral de Mallorca según técnica impresionista (1912)
Figuras plásticas de su época surrealista, hacia 1920.

Pilar Montaner (1876-1961) Nacida en el seno de una familia noble y acomodada, quedó muy pronto huérfana de madre. Su padre el teniente de navío Jaime Montaner, la envió al internado de Nuestra Señora de Loreto en Madrid, donde recibió sus primeras lecciones de dibujo y pintura de la mano de Emilio Ordóñez y, más tarde, de Catalina Narváez, una conocida pintora y bordadora, protegida de la reina María Cristina. Su formación artística en un internado en Madrid y la continuó ya de vuelta en su Mallorca natal con los pintores más reconocidos de la isla. Contrajo matrimonio en 1896 con Juan Sureda Bimet, un joven abogado e intelectual mallorquín que acababa de heredar una de las mayores fortunas de la isla, por lo que su vida fue, durante muchos años, un privilegio que le permitió cultivarse en las artes. Se formó entre otros maestros de la época con Sorolla y Gelabert y fue poco a poco desarrollando su propio estilo, muy marcado, que pasó del impresionismo al surrealismo. Cuando a partir de 1915 las cosas se empezaron a torcerse en su vida, quiebra económica y tuberculosis, con la muerte de 3 de sus 14 hijos, su pintura se volvió más oscura y personal. Es otra de las grandes desconocidas, ausentes de nuestras pinacotecas y a la que merece la pena recuperar.

Gracias, Pilar, por hacer del arte tu vida que, con 14 hijos en el mundo, no debió de ser ninguna bicoca.

OJOS DE MUJER, ABRIL 2020: CARMEN DE BURGOS EN UN PAIS MÁGICO TVE LA 2

imagen de entrada del programa `Un Pais Mágico´ dedicado a Almería, perspectiva desde La Alcazaba.

Querría que quede en este blog mi paso por una experiencia maravillosa que fue participar con el equipo del programa de TVE la 2   `Un Pais Mágico´ con la biografía de la escritora y periodista almeriense, Carmen de Burgos desde la plaza donde nació en 1867.

El programa hace un retrato colorido de Almería y es bonito de ver entero. Mi intervención está en el minuto 37,14.

Se emitió en TVE en febrero de 2020 y quedará como testimonio de vida de nuestra ciudad y nuestro país, uno de los mágicos.

¿Nos acompañas?

https://www.rtve.es/alacarta/videos/un-pais-magico/pais-magico-almeria/5513970/

OJOS DE MUJER, FEBRERO 2020: LAURA ALBÉNIZ, ART DÈCO FEMENINO

Fotografía de Laura Albéniz de su juventud a principio del siglo XX

Laura Albéniz Jordana (Barcelona 1890-1944) Fue una ilustradora y pintora española del Novecentismo. Se la considera precursora del Art Dèco en Cataluña.

Hija del matrimonio formado por el pianista y compositor Isaac Albéniz y Rosina Jordana. Cuando era pequeña, la familia se trasladó a Londres, también vivió entre París y Niza, durante los primeros años del siglo XX., hablaba 8 idiomas. En 1906, con sólo 16 años hizo su primera exposición en el Musée Moderne de Bruselas, donde presenta “Pages d’album” una muestra de dibujos y acuarelas que fueron muy bien recibidos por la crítica, que las calificaron de “divertissants et spirituels“. Un año más tarde, en 1907, expuso dibujos y pasteles, en una muestra que compartida en Barcelona. Desde entonces la crítica siempre le fue muy favorable aunque, a menudo, aludió a su «espíritu femenino». La buena relación con su padre le abrió las puertas del mundo artístico y cultural parisino de principios del siglo XX.

Las obras de esta primera época recogen el ambiente mundano de París y de la Belle Epoque, y “chic” la importancia del ambiente decorativo, urbano y moderno, pero también un mundo culto y contemporáneo en el que la presencia femenina es destacada. ​Unos años más tarde, en 1911, participa en una exposición muy significativa, ya que reúne cuatro artistas de una generación joven, que trabajan diferentes disciplinas como son el dibujo, pintura, caricatura, escultura y esmalte, y que entienden la modernidad como un tránsito del viejo al nuevo, del Modernismo al Novecentismo. Y tres años más tarde, en 1914, realiza una exposición individual en las Galerías Dalmau. En esta exposición encontramos que el tema central gira en torno a la figura femenina, pero en este, deja de lado el ambiente parisino, y se centra más en el folclórico, como sevillanas, bailarinas, gitanas, etc.

En 1918 se casó con un militar de carrera, Vicente Moya, quien, desde 1933, trabajó para la industria británica. Con él tuvo dos hijos: Julio (1919-1939) y Rosina (1920-2015). Su hijo murió durante la guerra civil. La familia de su hija, será la heredera del legado de Isaac Albéniz. Su casa funcionó como una especie de los últimos famosos Salones: se celebraron semanalmente tertulias donde asistían intelectuales y artistas

Laura Albéniz van evolucionando hacia el Mediterranismo, defendido por d’Ors, y representando el ideal de mujer novecentista: una mujer sana y fuerte, de formas redondeadas, a la que se asignaba el rol tradicional de esposa y madre, y transmisora de valores morales y culturales. Estas mujeres se alejan de las jóvenes modernas que había pintado o dibujado años atrás, que nos transportaban a un ambiente culto, elegante y moderno, y representaban un nuevo modelo de mujer en busca de su libertad. El Novecentismo que se dio justo después de la dictadura de Primo de Rivera, reivindicó la cultura de principios de siglo que había sido fuertemente reprimida.

OJOS DE MUJER, ENERO 2020: NICOLE SCOTT, 1º PINTORA EN LAS ESTRELLAS

 

NICOLE SCOTT. Esta astronauta estadounidense es además la primera pintora de acuarelas en el espacio. Y dice de  su doble experiencia: ” Las únicas fronteras las creamos nosotros”. Pues eso, os dejo un enlace que habla de lo pequeñitos que somos desde fuera, es de lo más importante que le han chivado sus ojos allá arriba.

https://www.redbull.com/es-es/nasa-astronauta-artista-nicole-stott

OJOS DE MUJER, DICIEMBRE 2019: MUJERCITAS CINE

 

Saoirse Ronan, Katharine Hepburn y Winona Ryder han dado vida a la indomable Jo March
June Allyson, pese a todas las reticencias de su interpretación, algo histriónica y fuera de edad para el papel, es para mí la Jo March más entrañable. Es de la versión de 1949 y es la que siguen emitiendo todos los años de mi vida por Navidad. Crecimos juntas.

Hasta cinco adaptaciones en un día han puesto este año de ‘Mujercitas’ el día 25 de diciembre en España

La historia de Louisa May Alcott copa las salas de cine, las cadenas de televisión y las plataformas de streaming… ¿deberíamos rebautizar el 25 de diciembre como Día Internacional de las hermanas March? Yo voto que sí.

La última Mujercitas de cine de 2019 estrenada esta Navidad en todo el mundo es la más completa de argumento y aporta un final apoteósico que no voy a destripar. Sin embargo no puedo dejar de dar mi opinión de la película.

Lo peor es Emma Watson, parece todo el rato fuera de lugar y no es creíble su rol de hermana mayor como Meg March. La Jo March de Saoire Ronan es la más escritora y entusiasta de todas las versionadas, cosa que celebro, aunque la veo carente del sentido del humor de otras. La Amy de la actriz Florence Pugh es la más poliédrica y creo que es la ganadora como actriz del cuarteto de hermanas. Para mí la tia March de Merryl Streep no está suficientemente explotada. La relación de hermanas está más desarrollada que nunca y el vecino Laurie (Timotheé Chalamet) el más gamberro de todos los vistos hasta ahora, cosa que también celebro.

Coincido plenamente con la directora de la cinta,  Greta Gerwig cuando dice en varias entrevista que: “La historia de Jo March es mi historia, además es mi libro favorito.” Su versión impulsa el espíritu feminista del relato para calar en las nuevas generaciones.

Os dejo el enlace de la comparativa de las distintas versiones cinematográficas que, a 151 años vista de la publicación de la novela de la gran Louisa May Alcott, nos dejan sus diferentes directores.

https://smoda.elpais.com/moda/actualidad/mujercitas-pelicula-dia-navidad-25-diciembre-reina/

OJOS DE MUJER, NOVIEMBRE 2019: BLANCA MUÑOZ 6ª MUJER ACADÉMICA DE SAN FERNANDO

La escultora Blanca Muñoz, sexta mujer académica en San Fernando

La artista afirma que la institución “tiene que dejar de ser un lugar tan exclusivo de hombres y abrirse al arte femenino”

El 25 de noviembre, se eligió a la artista Blanca Muñoz como miembro por la sección de Escultura en la Academia de Arte San Fernando. Con este nombramiento son 52 académicos numerarios, de los que solo seis son mujeres.

Blanca Muñoz (Madrid, 1963) se licenció en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, atraída desde un primer momento por las relaciones entre la escultura y el arte gráfico. Como ella misma dice, una mujer escultora es un caso raro: “Mírame: no soy Mazinger, pero aquí estoy”.

Además de mujer y escultora ahora será académica, en una institución pegada a las tradiciones. “Falta sangre nueva en la academia, con artistas que estamos al corriente de la actualidad para no aparentar ser una institución del siglo XVIII. Hay gente muy válida, pero debe renovarse para abrirse a la calle”, ha explicado la artista.

Blanca Muñoz nació en Madrid en 1963, ciudad en la que actualmente vive y trabaja.

Estudió Bellas Artes en la Universidad Complutense, de Madrid. Entre 1990 y 1991, disfrutó de una Beca en la Academia de España en Roma. Entre 1992 y 1993 fue nuevamente becada, esta vez en México. Es también importante en su formación el periodo que pasó en Londres, entre 1998 y 1999, trabajando con técnicas de estampación digital.

Su pagina web es su carta de presentación donde nos invita a entrar en su mundo escultórico con multitud de propuestas y exposiciones.

http://www.blancamunoz.com/

Ojos de mujer, octubre 2019: En nombre del Arte, Marina Hernández de los Ríos

“En nombre del Arte” es el segundo corto de nuestra cineasta particular, Marina Hernández de los Ríos. Una historia con ojos de mujer que acaba de empezar a participar en festivales y ya ha quedado finalista en el segundo certamen de: “Festival Madrid integra 7 arte” y que se proyectará el mes de noviembre en una sala de la capital. Todo un lujo tener este making of que demuestra todo el ingente trabajo que hay detrás de un corto.

¡A comerse el mundo con arte, Marina, mi chica más bailona!

OJOS DE MUJER, SEPTIEMBRE 2019: PASIÓN POR LAS ALGAS (ANNA ATKINS)

PASIÓN POR LAS ALGAS

Retrato de Anna Atkins, primera mujer reconocida como fotógrafa en el mundo, hacia el año 1861.

Anna Atkins (Tonbridge, Kent, 1799-1871) Fue una botánica inglesa. Es considerada la primera mujer fotógrafa y fue la primera persona en publicar un libro ilustrado exclusivamente con imágenes fotográficas, Fotografías de las algas británicas: Impresiones Cianotipos, publicada en 1843.

Sir John Herschel, un amigo de Atkins y de su padre, inventó el proceso fotográfico de cianotipia en 1842. Atkins aplicó el proceso para resolver las dificultades de realizar dibujos precisos de especies científicas y se autoeditó la primera entrega de fotogramas de cianotipos de algas. Solo se hicieron unas tres copias del libro, una de las cuales se encuentra en el National Media Museum en BradfordInglaterra. Continuó publicando otras entregas de la serie British Algae, además de otros libros como Cianotipias de las Plantas con Flores y Helechos Británicos y Extranjeros (1854).​

El trabajo en conjunto con su padre, la botánica, la fotografía y el dibujo, lograron conseguir un trabajo minucioso, perfecto y precioso. Su talento y genialidad la llevaron a ir más lejos de lo que hasta ese momento solo era demostrado por una máquina, superando las expectativas de los escépticos. Su trabajo fue el primer intento de plasmar imágenes de la forma más objetiva posible, traspasando el ámbito científico hasta hoy, y logrando ser un aporte único a las artes y la estética.

OJOS DE MUJER, AGOSTO 2019: ANNIE LA DE MANCHESTER

 

Annie Louisa Robinson Swynnerton (1844–1933) fue una pintora británica más conocida por sus retratos y obras simbolistas, pero que también fue una paisajista capaz. Estudió en Manchester School of Art, Académie Julian, y en Roma. Swynnerton fue influenciado por George Frederic Watts y Edward BurneJones. Es la primera mujer elegida en la Royal Academy of Arts en 1922.

De 1874 a 1876, tomó clases de arte en Roma junto con su amiga y compañera artista, Susan Isabel Dacre

Swynnerton pintó retratos, figuras, obras simbolistas y paisajes. “Ella estuvo muy influenciada por Watts, y muchos de sus temas eran del tipo alegórico o simbólico que era su fuerte. Su dibujo era sólido, y tenía una forma escultórica aliada a la fresca, color roto que muestra afinidades con el Impresionismo. Un ejemplo de una de sus obras alegóricas es El sentido de la vista, que representa a un ángel visitante de la tierra que encuentra y se conecta al cielo usando su visión. El catálogo de la exposición de Tate “Expuesto. El desnudo victoriano” afirma que “Annie Swynnerton, con sede en Roma, fue una de las pintores femeninas más atrevidas del público desnudo, a menudo impactante con sus figuras pintadas de forma robusta”.

Las obras de Swynnerton incorporaron aspectos del neoclasicismo, parrafaelitismo e impresionismo. La Revista de Arte describió una de sus obras, “Diseño altamente imaginativo de [Swynnerton] es Mater Triumphalimo. Las extremidades de la figura tienen un contorno algo pesado, mientras que hay una cierta apariencia metálica en el color que está bastante alejado de la idea de la sangre que fluye en un cuerpo humano. “. También era experta en pintar niños como se comprueba en sus obras.

Os dejamos algunos de los hermosos cuadros de Annie, otro descubrimiento británico de este plantel de agosto.

Sentido de la vista, 1895
Joven madre, 1885
Ilusiones, 1900

 

OJOS DE MUJER, JUNIO 2019: ANNA Y SUS TRES OJOS INTELIGENTES (1721-1782)

Anna Dorothea Therbusch (1721-1782)

Autorretrato de de Anna Dorothea de 1777, con sus tres ojos de pintora

Fue una pintora Rococó nacida en el Reino de Prusia. Se conservan aproximadamente 200 de sus trabajos, y pintó al menos ochenta y cinco retratos verificados. Nació en Berlín. Provenía de una familia de artistas. Anna Dorothea se casó con el hostelero de Berlín Ernst Friedrich Therbusch, tuvo 4 hijos y dejó de pintar durante 15 años para ayudar a su marido en el restaurante. Una vez liberada de sus obligaciones familiares, siendo una mujer madura, abandonó su familia para regresar a su arte.​

En 1760 aparece pintando con éxito y recibe encargos en la corte de Stuttgart, en la de Mannheim y en la de Berlín en 1764. Las primeras obras de las que se tiene constancia después de su regreso a la pintura son de 1761 en el tribunal de Stuttgart del Duque Carlos Eugenio de Wurtemberg Pintó dieciocho cuadros en un tiempo muy corto para la galería del castillo. En 1762 llegó a ser miembro honorario de la Academia de las Artes de Stuttgart, y trabajó en Stuttgart y Mannheim. En 1765 se instaló en París. La Real Academia francesa de Pintura y Escultura mostró su primer trabajo, la pieza titulada El Bebedor, aunque le rechazan una pintura mitológica. Es criticada y respetada por su profesionalidad pero no tiene encargos. Denis Diderot, el filósofo y crítico de arte, fue comprensivo con ella, hasta el punto de encargarle un retrato de sí mismo con el torso desnudo, que no ha llegado hasta nuestros días.

En 1768, abandonó París con destino a Holanda, dejando deudas. Tras una breve estancia en Bruselas siguió viaje a Viena, donde la aceptaron en la Academia por el retrato de Hackert. Finalmente, llega a Berlín en 1769, llegando a ser la pintora más importante de Prusia, donde se la tenía en alta estima

Pintó el retrato de Federico II el Grande, cuyo recién construido Palacio de Sanssouci decoró con escenas mitológicas. También pintó retratos de ocho miembros de la realeza prusiana para Catalina II de Rusia (Catalina la Grande). Aunque Anna Dorothea nunca fue a Rusia, los coleccionistas rusos apreciaron su trabajo.

Murió en Berlín a la edad de 61 años, y fue enterrada en el cementerio de Dorotheenstadt, cuya iglesia fue destruida en la Segunda Guerra Mundial. Su tumba quedó intacta.

Su relación con Diderot inspiró a Eric-Emmanuel Schmitt para escribir su obra de teatro Der Freigeist (“El Espíritu Libre”), también conocida como Der Libertin (“El Libertine”)

Su autorretrato de 1777 tiene una fuerza espectacular.

Bienvenida a Otrasquebaileen, Anna, esta es tu pista de baile.