OJOS DE MUJER, OCTUBRE 2015: DIANE ARBUS Y LA BELLEZA DE LOS MONSTRUOS.

MUJERTISTAS” porque sabemos que las hubo, las hay y las habrá; hablemos de ellas.

DIANE ARBUS Y LA BELLEZA DE LOS MONSTRUOS.

DIANEARBUS

De verdad creo que hay cosas que la gente no vería si yo no las fotografiara. (D. Arbus)

Situémonos en un Nueva York loco, un Nueva York de 1937 donde Diane Neverov, una joven de familia acomodada, cruza su camino con Allan Arbus, un fotógrafo con poco más que una cámara al cuello y ganas de vivir aventuras en el bolsillo derecho del pantalón. Era un extraño y singular joven 5 años mayor que ella, pero Diane rehusando a seguir los consejos de su familia, que desaprobaban la relación dudosa con aquel chaval, decide casarse con él y montar un estudio de fotografía que llegaría a trabajar en campañas publicitarias y de moda para revistas como Vogue o Harpers´s Vaazar. El negocio fue viento en popa durante más de 10 años en los que también engendraron 2 hijas. Pero Diane nunca fue amiga de los horarios, de trabajar como ayudante de su marido, siempre a su sombra; de las oficinas abarrotadas o de esas pequeñas hormigas con corbatas y maletín que transitaban la ciudad… Escondía vicios y gustos ocultos que jamás serían admitidos a ojos de esa sociedad conservadora que aborrecía con tanta fuerza.

De noche, cuando las calles de una ciudad que nunca duerme aún rugían con fuerza, ella abría las ventanas de su ático, encendía las luces y se masturbaba como si de un escaparate inmoral se tratase un acto de exhibicionismo que la hacía sentir viva, rebelde, vehemente entre etapas constantes de aislamiento y depresiones que la perseguirían durante años hasta conocer a la fotógrafa austriaca Lisette Model que bajo su instrucción y protección la empujó a dar el salto a las calles marginales de Nueva York, mirando a través del objetivo de una cámara deseosa de capturar fenómenos extraños, como los de su película favorita: The Freaks.

Ese fue un pequeño paso, acompañado de otros muchos hasta que consiguió sumergirse por completo en su gran viaje espiritual. Se separó de su marido, abandonó su hogar y se dejó guiar por la necesidad de atrapar fenómenos en psiquiátricos, circos, campings nudistas, clubs de noche en los que hombres de a pie se trasformaban allí en insólitas Drag Queens o simplemente fotografiando niños en parques haciendo que estos pareciesen parte de su siniestra colección, estando en el sitio correcto, en el momento preciso.

La artista hace que todos sus modelos miren directamente a cámara para resaltar sus defectos con intención de crearnos sensaciones encontradas, atracción, temor, vergüenza… Obligando a forzar ese tenso instante en el que el fotografiado es consciente de que está siendo fotografiado y al espectador a ser partícipe de ello.

En una de sus entrevistas posteriores, Diane recuerda el momento en el que decidió visitar por primera vez un camping nudista perdido en la nada. El director tuvo que ir a buscarla a la gasolinera del pueblo más cercano y la mentalizó para lo que estaba a punto de vivir. Ella creía estar preparada para ello, pero nunca olvidaría el momento en el que desde el coche pudo ver a un hombre mayor, totalmente desnudo cortando el césped como si tal cosa.

Diane Arbus se suicida en 1971, perdiendo la guerra contra sus fuertes etapas depresivas. Lo que nunca sabría es que un año más tarde su trabajo es seleccionado para participar en la Bienal de Venecia como primera mujer estadounidense en recibir este galardón. El MOMA de Nueva York organiza a la par su primera gran retrospectiva, fracturando las barreras morales que ya comenzarían y respaldarían las vanguardias.

Preparar la mente y el alma para poder apreciar su obra es turbadoramente sencillo. La primera impresión que podemos tener es desconcertante por saber aunar en un mismo elemento belleza y fealdad, repulsión y encanto. Nos atrapa, nos hace de alguna manera trasladarnos a ese escenario en el que quizá nunca hayamos estado ni estaremos, pero que se nos antoja familiar, posiblemente porque desde tiempos remotos sabemos que en nuestro interior una afección incontrolable nos invade con este tipo de tesituras. Queremos consumir más, saber el porqué, conocer detalles, comparable a cuando oímos de un altercado o crimen cercano a nosotros; sabemos que no nos concierne, pero nos encanta husmear para ser los mejores documentados.

Quizá no queramos ponernos cara a cara con este lado tan intrigante y lúgubre de la moneda, puede paladearse como algo escandaloso, pero si apartamos esa fina capa de moralidad que nos envuelve nos damos cuenta que estos “freaks” podrían ser vecinos, conocidos, incluso amigos, hermanos… Y nosotros mismos si quisiéramos volar por la parte más indecorosa de nuestro ser. Probablemente si somos honestos veamos algo de nuestra esencia reflejado en ellos, porque no son tan diferentes a nosotros. Si Diane pudo verlo, ¿por qué no usted?

Todo un canto a la naturalidad, a la lucha por la igualdad, por la homosexualidad… Zambullirse en la fotografía y trabajos de la artista es descubrir el gusto por lo siniestro que se nos hace escandalosamente cercano y cálido con peligro de dejarnos totalmente enamorados de la que creíamos nuestra parte más oculta.

MARINA HERNÁNDEZ

OCTUBRE 2015

DA2DA3DA4

NOTICIAS, OCTUBRE 2015: ¡ ARRANCANDO OTRAS QUE BAILEEN!

NOTICIAS:  ARRANCANDO OTRAS QUE BAILEEN

OCTUBRE 2015

Otras que baileen es un sueño hecho realidad.

¿Las personas que bailan son más inteligentes o son más inteligentes porque bailan? 

Lo que está claro es que bailar con el cuerpo y con el alma nos hace más felices. El arte tiene el poder de movernos en todos los sentidos y hacer uso de esta faceta tan humana es simplemente mantenernos conectados con la vida de manera sincera.

Otras que baileen tiene vocación de escaparate del arte femenino, de fiesta. El arte es la culminación de nuestros sentimientos y anhelos a través de ese puente mágico donde cabe toda la Humanidad: es solo sonreír y dejarse llevar por el talento de las demás.

fotomar
MAR DE LOS RÍOS

Mar de los Ríos, de profesión soñadora, soy yo. Siempre me he sentido cómoda entre: músicas, bailes, teatros, museos, arquitectura, cines e historias… sobre todo historias. Si tuviera que quedarme con una etiqueta transitoria menos romántica, pongamos que en este momento soy una escéptica narradora que, no obstante, una vez recorrido el bosque y comprobado que hay ingentes manadas de lobos, ha sobrevivido.Y sobrevivir significa  seguir sonriendo a la vida. En mi caso esa sonrisa pasa por mantener sano, a salvo de las fieras,  mi deseo de contar. Pero ahora de otra manera.

fotomarina
MARINA HERNÁNDEZ

Con este blog pretendo volcar parte del saber de las mujeres que han sido, que son mis maestras y que me han salido al paso en mi trayectoria por el bosque; que me regalaron algo de sí mismas y que me insuflan ilusión cada día de mi existencia.

Ellas son parte importante del color de mis pensamientos y se merecen un hermoso espejo homenaje de cuerpo entero, donde puedan mirarse las mujeres de todos los tiempos; un espejo donde espero puedan sonreírse a sí mismas las que no lo hagan muy a menudo y quizás… comenzar a bailar

Las que bailáis como yo todos los días, sed bienvenidas. A vosotras no os tengo que convencer de nada, tan solo decir: ¡empieza la fiesta!

Para ello he dividido las entradas en varias categorías que podrían ir cambiando como el viento y llegar a ser otra cosa, eso nunca se sabe…

Por ahora realizaré una entrada al mes en cada uno de los siguientes apartados:

  • Música para bailar. Música cantada por mujeres que levantan a las muertas de sus asientos y las lleva al maravilloso estado de ánimo de querer bailar, o como poco moverse. Sus letras también nos dirán cosas que nos unen y que nos aporten fortaleza.
  • Mujeres que leen. Apartado donde recomendaré una de esa joyas literarias escrita por mujeres de todos los tiempos que a mí me han marcado.
  • Ojos de mujer. Sección dedicada a la pintura, fotografía y artes plásticas en general, hecha por mujeres de todos los tiempos.
  • Noticias. Constituye  hechos de la actualidad o del pasado que es o fue noticia  sobre temas de interés común.
  • Artículos. Sección dedicada a  artículos de interés relacionados con nuestra fiesta.
  • Frases celebradas. Será una serie de aforismos de mujeres artistas que insuflan energía por sí mismos.

Marina Hernández es una artista, siempre lo ha sido, lo supe muy pronto conforme crecía. Es la diseñadora de nuestras letras y nuestro logo de: Otras que baileen. En la actualidad es estudiante de 3º de Bellas Artes en la Facultada de Granada. Será la encargada de aportarnos luz en la sección Ojos de mujer a través de las pintoras, fotógrafas y artistas plásticas de todos los tiempos que ella vaya descubriendo y que sean capaces de colaborar a nuestro asombro conjunto, a nuestro baile del alma.

No hay mucho más que decir, excepto que espero te quedes con nosotras en esta celebración que ya es la tuya  y decidas ser:

Otra de las que baileen

 

MUJERES QUE LEEN, OCTUBRE 2015: LAS OLVIDADAS (ÁNGELES CASO)

 

MUJERES QUE LEEN, OCTUBRE 2015: LAS OLVIDADAS (ÁNGELES CASO)

EDITORIAL PLANETA 2005

Inauguro esta sección, como no podía ser de otra manera, con una de mis escritoras favoritas, de mis elegidas, de mis maestras.

Y comienzo afirmando que Ángeles Caso es de las mejores plumas con las que yo me haya topado. El porqué: toda ella es verdad y se trasluce en sus cuidadas páginas. Además están las afinidades comunes que nos unen, que son unas cuantas. Destacables:

—A ambas nos gustaría que nos pagaran exclusivamente por leer, para poder volar eternamente entre los estantes de bibliotecas infinitas…

­­—Le agradan como a mí las historias con perspectiva femenina del mundo.

Las olvidadas no es el primer libro que leí de ella, ni por supuesto el único. Creo que continuaré hablando de la obra de Ángeles Caso mientras viva. Pero sin duda Las olvidadas es una de las más me ha impactado. Éste es un libro para consultar cada tanto.

Os aseguro que alguien se acordará de nosotras en el futuro (Safo de Lesbos).

Con esta afirmación tan rotunda comienza esta recopilación de biografías de mujeres perdidas, arracadas de la historia del pensamiento y de la cultura de los últimos dos mil años.

Cristina de Pisan, primera escritora francesa reconocida que viviera de su trabajo como tal y perteneciente al siglo XIV, cuya lucha encarnizada con la sociedad que le tocó en suerte denotan una personalidad arrolladora, al igual que su obra (La querella de las damas).

Sofonisba de Anguissola, italiana, primera pintora del Renacimiento, discípula del gran Miguel Ángel y pintora de cámara del rey Felipe II. Es de las pocas autoras, que se pueden contar con los dedos de una mano, que cuelgan en el Prado con nombre propio. (Aunque la autoría de sus cuadros corresponda a hace muy pocos años).

Beatriz Galindo, española erudita, superdotada sería la traducción actual; instructora de Isabel Católica y de sus hijos desde que era una adolescente…

…Y muchas más, conforman un ramillete de mujeres dignas de ser rescatadas del miserable olvido.

Su principal conexión estriba en no conformarse en absoluto con el papel que le tenía reservado la sociedad de su época. Con muy diferentes trayectorias personales, muchas madres y esposas a la vez que creadoras, viven historias apasionantes y llegan a ser personas muy influyentes en las sociedades a las que pertenecen. Pero también les une una especie de resignación, de agotamiento de casi todas al final de sus días. Yo percibo una falta de ego, de humildad femenina que se nos graba en la frente desde que nacemos y que nos incita a ser las primeras en quitar importancia a nuestro trabajo. Además estaban los empujoncitos de los que las consideraban mujeres incómodas para el resto, porque las hacían pensar. Todo junto hace que muchas de ellas adopten como postura la reclusión en los conventos o en el anonimato de sus casas,  para seguir en paz en los únicos escenarios en los que podían seguir escribiendo, creando, dialogando con ellas mismas.

Parece increíble que no haya quedado ni un solo pliego de todo lo que se sabe escribió La Latina, cuando decidió vivir lejos de las sucesivas cortes que la reclamaron; que casi nadie haya leído La Arboleda de los Enfermos de Teresa de Cartagena, una religiosa sorda con una prosa poética inigualable, un siglo anterior a Teresa de Ávila y la primera que escribiera en defensa del derecho de la mujer a ser literata en la Península Ibérica; que el retrato más famoso de uno de los reyes más importantes y poderosos de la Historia de la Humanidad, Felipe II, esté realizado por una mujer de exquisitos pinceles como fue Sofonisba, y que esto no lo sepan los escolares, después de  reconocer ese retrato en nuestros libros de texto durante generaciones…

En definitiva, Las olvidadas es un buen comienzo para todas aquellas que quieran ser parte de las mujeres de luz, de las mujeres que baileen; de esas que valoran el pensamiento femenino como lazo, como verdad, como un tesoro, porque la Humanidad lo necesita, lo está pidiendo a gritos.

Las olvidadas es uno de esos libros que no ha pisado una estantería en mi casa, porque lo tengo aquí, a mi lado, siempre que me pongo a escribir.

Porque siento su calor, el de Ángeles Caso y el de Las olvidadas, porque quiero compartirlo con todas vosotras, os lo recomiendo fervientemente.

                  Mar de los Ríos
Octubre 2015

angelesymar
Ángeles Caso y Mar de los Ríos en junio de 2014 en la recientemente desaparecida librería Sintagma de El Ejido (Almería) . Un sueño hecho realidad hablar con la maestra. ¿Se me nota en la cara? Gracias a Manuel García Iborra y a su esposa Matilde Gómez Flores, dueños de Sintagma que hicieron posible tanta magia literaria.. Libreros de los de verdad que espero sigan trabajando en otros ámbitos literarios, no los podemos perder.

MÚSICA PARA BAILAR, OCTUBRE 2015, CHACA KHAN: I´M EVERY WOMAN

MÚSICA PARA BAILAR, OCTUBRE 2015

Chaka khan – I’m every woman

Para iniciar esta sección recomendamos este temazo,  no creo que haya otro mejor como punto de partida, como himno.  Ante él  simplemente no se puede permanecer sentada. ¡Esa es la idea!

La canción es un sencillo de 1978 de  Chaka khan. El tema es mezcla de disco y soul, fue número uno en el R&B singles chart del Billboard.

Whitney Houston hizo una nueva versión de esta canción para incorporarla a la banda sonara de la película The Bodyguard (1992). Fue estrenada en enero de 1993 y hoy en día es la más popular.

He elegido esta  versión cantada en directo por la gran Chaka Khan por resultar mucho más auténtica. Fijaos al principio cuando le dedica la canción a todas las mujeres, a vuestras madres, abuelas hermanas, tías… La cadena de las chicas… ¡Una maravilla !