NOTICIAS ABRIL 2017: LAS BISTECS, SHOW DE DOS MUJERES MUY ORIGINALES

NOTICIAS ABRIL 2017.

LAS BISTECS, SHOW DE DOS MUJERES MUY ORIGINALES.

En uno de mis programas favoritos de TV 2,  ATENCIÓN OBRAS, encontré hace una semana a dos mujeres muy originales que ofrecen un show donde su sentido del arte y la crítica las hace ser una especie de humoristas artísticas muy interesantes: Las bistecs. Os dejo el enlace del video.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/atencion-obras/atencion-obras-dorica/3996440/

 

 

OJOS DE MUJER ABRIL 2017: BERTHE MORISOT, LA IMPRESIONANTE IMPRESIONISTA

 

OJOS DE MUJER ABRIL 2017: BERTHE MORISOT, LA IMPRESIONATE IMPRESIONISTA

 

Berthe Morisot (Bourges, 14 de enero de 1841-París, 2 de marzo de 1895) fue una pintora impresionista francesa.

Nacida en el seno de una familia burguesa, fue precisamente su familia quien animó a Berthe y a su hermana Edma a iniciarse en el arte. Morisot demostró las posibilidades de las mujeres en las artes a fines del siglo XIX.

A la edad de 20 años, Berthe Morisot conoció a Camille Corot, importante paisajista de la Escuela de Barbizon, quien la admitió como su discípula y la introdujo en los círculos artísticos.

Morisot decidió ser una artista a pesar de su condición de gran dama, de mujer burguesa, urbana e interesada por la moda y la activa vida cultural de la época, no dedicándose de forma aficionada como otras damas de su época sino adoptando una postura muy radical que la vincularía al grupo de artistas impresionistas, la vanguardia del momento.

Pronto adquirió la técnica impresionista de pintar al aire libre, donde creaba pequeños cuadros y esbozos para grandes obras que terminaba en el estudio. Su primera participación en el Salón de París fue en 1864 con dos paisajes y continuó exhibiendo continuamente en el Salón hasta 1874, año de la primera exposición impresionista, en la que participó con La cuna.

En 1868, conoció a Édouard Manet y en 1874 se casó con el hermano de este, Eugène Manet. Ella fue la que convenció al maestro de pintar al aire libre y lo atrajo al grupo de pintores que serían posteriormente los impresionistas. Manet, sin embargo, nunca se consideró impresionista, ni estuvo de acuerdo con exhibir sus obras junto al grupo.

Morisot, junto a Camille Pissarro, fueron los dos únicos pintores que tuvieron cuadros en todas las exposiciones impresionistas originales.

La vida de Berthe Morisot se vio ensombrecida por la muerte de Édouard Manet en 1883, la de su esposo, Eugène Manet, en 1892, y la de su hermana Edma. Educó sola a su única hija, Julie Manet, con quien mantuvo siempre lazos muy fuertes. Al morir a los cincuenta y cuatro años, confió su hija a sus amigos, Edgar Degas y Stéphane Mallarmé.

Murió el 2 de marzo de 1895 en París.

En la actualidad, sus pinturas pueden alcanzar cifras de más de 4 millones de dólares. No me gusta que el arte valga esos dinerales, pero sus cuadros son de una belleza equiparable a los mejores.

ARTÍCULOS ABRIL 2017, EL SÓTANO DE LA CRISÁLIDA

 

ARTÍCULOS  ABRIL 2017: EL SÓTANO DE LA CRISÁLIDA

Mi manera de celebrar el mes de los libros por excelencia, fue una visita que hice al sótano donde Carmen de Burgos, mi escritora de culto, se transformó en escritora y periodista.

Esa visita se convirtió en un reportaje que ha merecido el reconocimiento de muchos periodistas y lectores a los que desde aquí agradezco su calor.

Carmen para siempre.

http://www.lavozdealmeria.es/Noticias/127799/5/El-s%C3%B3tano-de-la-cris%C3%A1lida

MUJERES QUE LEEN, ABRIL 2017: NADA, CARMEN LAFORET

Mujeres que leen, abril 2017

 

Nada

Destino edición 2009  Carmen Laforet  ganó el primer  Premio Nadal 1945  y que convirtió a su autora y a esta obra en un tándem de culto. La obra llamó la atención no solamente por la juventud de la escritora, que por aquel entonces tenía 23 años, sino también por la descripción que Laforet hizo de la sociedad cambiante de la Barcelona de la postguerra.

Andrea, llega a estudiar a la gran ciudad y se hospeda en casa de su abuela. A través de ella descubrimos el ambiente sórdido de la pobreza dentro de una familia donde el odio domina el ambiente. Con un estilo renovador en la prosa de la época, se pone de manifiesto los cambios sociales que se iban sucediendo a pesar de todas las dificultades.

Nada, es la palabra recurrente que utiliza la protagonista como cortina de humo para tapar su vacío cuando los demás de su entorno le preguntan, qué haces, qué piensas.

Por si nos interesaran las clasificaciones, esta novela fue comparada por la crítica de la época con Cumbres Borrascosas.

Un clásico totalmente recomendable. Para mí es una de mis diez mejores novelas.