Archivos de la categoría Uncategorized

NOTICIAS, DICIEMBRE 2016: MUJERES CON POCO ARTE

NOTICIAS, DICIEMBRE 2016: MUJERES CON POCO ARTE

El camino del cambio sobre  la visibilidad de las mujeres en nuestra sociedad siempre debe de partir del análisis de la realidad. El reconocimiento de las barreras que algunos se empeñan en no ver, es el principio del cambio. La comunidad catalana analiza el porcentaje de mujeres artistas en sus museos, el cual arroja una media de un 14%. Por desgracia no es una excepción, sino la tónica dominante, por lo que debemos de perseverar en nuestra reivindicación, sobre nuestro espacio, que no es otro que el 50  %.

Os dejo el enlace de la noticia fechada el 4 de diciembre en el Pais.com

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/12/03/catalunya/1480798748_747332.html

Artículos, julio 2016. Hildegarda de Bingen, la Leonardo da Vinci

Artículos, julio 2016. Hildegarda de Bingen, la Leonardo da Vinci.

HILDEGARIA

No era fácil para una mujer destacar en la sociedad del siglo XII, pero Hildegarda de Bingen logró ser abadesa, mística, teóloga, científica, médica, música, escritora… y vivir 81 años plenos. Además, su fama de visionaria, legitimada por el Vaticano le dio fama en toda Europa; hasta el punto de que emperadores como Federico Barbarroja, reyes y cargos de la Iglesia le consultaran sobre diversas cuestiones, por lo que también influyó en el mundo de la política y la diplomacia.

En este artículo de la revista Muy Interesante podemos conocerla un poquito. Me encanta traer mujeres aparentemente tan lejanas, porque ello demuestra e ilustra el interés que hemos tenido siempre por el saber.

http://www.muyhistoria.es/edad-media/articulo/hildegarda-de-bingen-lider-de-la-liga-de-las-mujeres-extraordinarias-771458131005

Bienvenida, Hildegarda, bailamos  contigo.

MAR DE LOS RÍOS, JULIO 2016

MUJERES QUE LEEN, JULIO 2016. ORGULLO Y PREJUICIO (JANE AUSTEN 1813)

MUJERES QUE LEEN.

ORGULLO Y PREJUICIO, JANE AUSTEN 1813. Todos los días me parecen buenos para hablar de esta, una de mis cinco novelas favoritas, y de hecho yo lo hago a diario conmigo misma.  Quizá por ello ha tardado en salir en Otras que baileen y hoy, cuando se cumplen 199  años de la muerte de su autora, un 18 de julio, se abre paso en mi biblioteca.

ORGULLO

Creo que el siglo XX y quizá el XXI con más fuerza, han sabido homenajear a Jane Austen y a su obra en nuestro país, situándola en el lugar que se merece. Objeto del segundo centenario de su 1ª edición, se publicaron en 2013 numerosos ejemplares por multitud de editoriales. A mí me encanta el traductor #JoseVales y recomiendo cualquier texto que él haya revisado, especialista en literatura inglesa del siglo XIX y XX. Por ejemplo esta edición digital de Austral a un precio de de 2,37 euros en versión electrónica.

La primera frase de  la novela es una de las más famosas en la literatura inglesa—“It is a truth universally acknowledged, that a single man in possession of a good fortune, must be in want of a wife”. (Es una verdad universalmente reconocida que todo hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita esposa).

Es una novela de desarrollo personal, en la que las dos figuras principales, Elizabeth Bennet y Fitzwilliam Darcy, cada uno a su manera y, no obstante, de forma muy parecida, deben madurar para superar algunas crisis, aprender de sus errores para poder encarar el futuro en común, superando el orgullo de clase de Darcy y los prejuicios de Bennet.

Cuando Jane Austen escribió Orgullo y prejuicio, apenas tenía veinte años, y compartía habitación con su hermana. Escribía en simples cuadernos. La primera redacción de la obra data del periodo 1796 y 1797; inicialmente recibió el título de Primeras impresiones, pero nunca fue publicado con tal título. Esta primera versión de la novela ya estaba esbozada por Jane Austen a los 21 años.

En 1797 el padre de Jane lo ofreció a un editor, que la rechazó.Jane Austen revisó la obra en 1809-1810 y de nuevo en 1812, ofreciéndola entonces, con el apoyo de su hermano Henry, a otro editor, que había publicado Sentido y sensibilidad el año anterior.

A pesar del paso del tiempo, esta obra sigue leyéndose, con una modernidad sorprendente. Quizá sea porque la autora, lejos de la tradición literaria de su época, satisface mejor que otros autores algunas de las eternas exigencias del lector. En este sentido ha aguantado el paso del tiempo como pocas historias.

No voy a decir nada más que si la auténtica prueba para juzgar la calidad de una novela es la relectura, entonces Orgullo y prejuicio supera cualquier novela jamás escrita.

Jane Austen pisa la pista de Otrasquebaileen a ritmo de polka, pero con su eterno glamour de mujer moderna.

MAR DE LOS RÍOS, JULIO 2016

 

ARTÍCULOS, DICIEMBRE 2015: EL BALLET DE LA BELLA DURMIENTE

ARTÍCULOS, DICIEMBRE 2015: EL BALLET DE LA BELLA DURMIENTE.

ARTÍCULO PUBLICADO EN LA VOZ DE ALMERÍA. SECCIÓN OJOS DE MAR (24 DE NOVIEMBRE 2015)

BALLETBELLA

LA BELLA DURMIENTE DESPIERTA EN ROQUETAS DE MAR

Y la Bella Durmiente despertó del sueño de cien años, con el beso de amor que le brindó Roquetas de Mar. La belleza sublime del ballet clásico lo hizo posible.

No hay nada más excitante que observar las caras de quien se dispone a ver un espectáculo. Nos visita en Roquetas de Mar uno de los grandes del Ballet, La Bella Durmiente, a cargo del Russian Classical Ballet. Me sorprende gratamente escuchar por doquier hablar en ruso en la sala mientras busco mi asiento. Sonrío ante los grupos de mujeres que han decidido acudir al auditorio. Pasan por mi lado niñas-hadas con sus madres y abuelas, que acuden emocionadas al espectáculo con guirnaldas en el pelo y faldas vaporosas. Qué niña no ha querido alguna vez calzarse unas zapatillas mágicas y saltar entre capas de tul… Yo fui, yo soy una de ellas…

belladur2

Y comienza la obra con la rotundidad de Tchaikovski. El argumento está basado en uno de los cuentos populares de Perrout sacado de su libro “Cuentos de mamá Oca” de finales del XVII. La música tampoco nos puede ser ajena, puesto que Walt Disney hizo una gran labor de divulgación de la literatura y la música clásica a lo largo del siglo XX.

Y con un libreto conocido, el público se puede deleitar ante esta disciplina que hace que, a través del trabajo sobrehumano, una quede envuelta por una sensación tan etérea. Incluso podemos hacer el ejercicio de imaginar cómo sería esa primera función del estreno que tuvo lugar el 15 de enero de 1890 en San Petersburgo para el zar Alejandro III, y quien sólo supo decir “Muy bonito”, ante el maestro Tchaikovski.

Pertenece a lo que hoy conocemos como “ballet imperial” y el movimiento que la vio nacer fue el Romanticismo tardío. En él los argumentos de las obras van a girar alrededor del amor; domina la fascinación por lo fantástico, los sueños, lo sobrenatural, y la bailarina será siempre la protagonista que dé vida a las obras. Sobre ella recaerá todo el protagonismo de la escena, desplazando al bailarín a un simple papel de partenaire.

Y observando a estas mujeres mágicas, es imposible no preguntarse cuándo surgirían las zapatillas de puntas. Nacen precisamente en esta época dorada de la segunda mitad del XIX. Permitirán dar al público la ilusión de que flotan en el escenario. Maria Taglioni (1804-1884) será la primera en realizar dicha hazaña con su interpretación en el ballet La Sílfife, A partir de este momento las mujeres pasarán de no tener ninguna relevancia en la danza a merecer un papel que no sólo es el principal, sino el imprescindible.

El ballet La Bella Durmiente es una de las obras más representadas y por ello uno de los más amados y reconocidos en cualquier parte del mundo. Destacar su famoso Pas de deux (paso de dos) que corresponde a la escena del cortejo de Aurora con los príncipes, y hace que la protagonista quede desnuda ante la exhibición de control y equilibrio según la coreografía dispuesta para el momento. La brillantez de una gran bailarina debe dominar con solvencia, como es el caso.

El hada de las Lilas encabeza el elenco que protege a la princesa Aurora (Evgeniya Bespalova) del hechizo de la bruja. El vigor sobrenatural de los bailarines, especialmente del príncipe Désiré (Denis Karakashev), los muestra como suspendidos del techo cuando saltan sobre sí mismos con el solo impulso de esas columnas dóricas que tienen por piernas. Y volamos a través de las sucesivas piezas musicales de Tchaikovki y de la coreografía original de Marius Petipa, hasta un final apoteósico. En él muchos más personajes de los cuentos de Perroult acuden como invitados a la boda de los príncipes.

No estoy de acuerdo con que ésta sea una obra para niños. Si se ha mimado la capacidad de asombro, si se está dispuesta a ser atropellada por la sensaciones, entonces no habrá edad, no sabremos si es de noche o de día, si estamos en la Rusia de los zares o en la corte de Luis XIV…

Y me emociona saber de la gran aportación del siglo XXI a esta versión: la princesa Aurora es la directora del espectáculo. Eso le pone la guinda al pastel de este trocito de Europa, de la nuestra, de la de ayer, de la de hoy, la que tenemos el placer de degustar: erase una vez un cuento francés con música y ballet ruso, interpretado en Almería con una sala llena de hombres y mujeres de no importa dónde… ¿Alguien da más?

MAR DE LOS RÍOS

DICIEMBRE 2015