ARTÍCULOS, MAYO 2018: BAILAR DESDE UNA SILLA, LA CHANA

 

BAILAR DESDE UNA SILLA, LA CHANA

LA CHANA, EN UNA ACTUACIÓN RECIENTE

Cuando La Chana habla sus pies comienzan a repiquetear, porque todos su recuerdos son ritmo, compás y flamenco. Su duende y su baile podían haberla llevado a Hollywood, pero se quedó a medio camino por culpa del machismo de los que la rodeaban. Ahora vive un momento de reivindicación en torno a su figura. Sigue bailando sentada en una silla y sigue poniendo los pelos de punta a sus 71 años.

Imprescindibles en La 2, estrenaba ayer, 28 de mayo La Chana, la apasionada historia de amor de la bailaora por su arte. Este documental dirigido por Lucija Stojevic y coproducido por RTVE, ha recibido los premios Feroz y Gaudí entre otros galardones internacionales.

El trabajo narra la historia de cómo la increíble fuerza de la bailaora gitana le permitió superar las complicadas circunstancias de su vida. La artista se enfrenta así a su vejez y a la imagen de mujer y bailarina que fue. Entre los años 60 y 80 la barcelonesa Antonia Santiago, La Chana, fue una de las más grandes estrellas del mundo del flamenco. La bailaora autodidacta irrumpió en los escenarios en plena edad dorada, deslumbrando al público gracias a su estilo innovador caracterizado por sus novedosas combinaciones rítmicas. Actuó junto a Peter Sellers, quien le animó ir a Hollywood, invitación que no aceptó. Al ser víctima de agresiones de su marido durante 18 años su prometedora carrera se truncó. Pero volvió con 37 años con la rabia del abandono  del que era su carcelero, llevándoselo todo. Abrió otra vez el baúl de sus vestidos y le dijo a su hija: Me valen todos. Y vaya se le valían, volvió a pisotear el mundo con sus tacones mágicos.

Todavía levanta pasiones cuando desde su silla es capaz de dejarnos perplejos, sin aliento, con el aleteo de sus pies y sus brazos. Por mucho tiempo, Chana bella.

Os dejo el enlace del hermoso reportaje de Inprescindibles de la 2.

La Chana, Imprescindibles de la 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *